Realidad aumentada:

los 5 aspectos que tiene que mejorar

Según las previsiones, la realidad aumentada será un estándar en menos de un año, por lo que 2019 se convierte en un ejercicio crucial para conseguir que esta tecnología termine de aterrizar. El hecho de que todavía no lo haya hecho, tiene que ver con 5 aspectos que vamos a tratar en este artículo, los cuales lastran a la realidad aumentada. Os enseñamos los 5 aspectos que tiene que mejorar.

1.- Ciberseguridad

Este aspecto siempre es mejorable, independientemente de que se trate de realidad aumentada, mixta o virtual. Con la llegada de nuevas herramientas y aplicaciones, hay un circulo de personas que pretenden fastidiar y atacar las vulnerabilidades que presentan los nuevos programas.

Al tratarse de una tecnología innovadora y fresca, a pesar de que lleve años en funcionamiento y desarrollo, no tiene tan pulida su seguridad, la cual debe proteger al usuario en todo momento.

Por tanto, las empresas que desarrollan aplicaciones de realidad aumentada, tienen que hacer más incisión en la privacidad y seguridad del usuario.

Contenido

2.- Contenido

El contenido lo es todo en internet, como también en las aplicaciones de realidad aumentada. Es necesario que más empresas inviertan en lanzar aplicaciones que generen contenido de calidad, como también una practicidad o utilidad a los usuarios. Necesitamos herramientas que solucionen problemas, algo que se ha empezado a conseguir en 2018.

Sin embargo, las soluciones que han surgido hasta ahora no son suficientes y necesitan estandarizarse para cuando llegue 2020. De manera que, todas las grandes empresas la implementen en sus e-commerce o procesos industriales.

3.- Velocidad

Una de las piedras con las que más tropiezan las nuevas tecnologías, es la velocidad de conexión. Como ya sabéis, este problema no afecta a países como Estados Unidos, Japón o a gran parte del continente Europeo. Sin embargo, en gran parte de Asia no existen infraestructuras que proporcionen una velocidad de conexión suficiente para conseguir que todos los usuarios del mundo experimenten lo mismo.

De hecho, este problema ya afecta a muchas áreas de las telecomunicaciones, como a los servicios streaming, por ejemplo. Por otro lado, hay en el aire (nunca mejor dicho) una propuesta de drones 4G con paneles solares, los cuales suministrarían conexión a internet a alta velocidad por todo el mundo.

Realidad aumentada

4.- Incompatibilidad

No me preocupa demasiado este aspecto porque siempre va a existir, siempre y cuando coexistan varios sistemas operativos simultáneamente, como ocurre con Mac OS, iOS, Android, Windows, Linux, etc. Pero, no hay que relajarse porque las incompatibilidades acarrean problemas y construyen muros para los usuarios (si no, que se lo pregunten a los usuarios de Mac que quieren usar Sony Vegas).

En este caso, Daydream View, las gafas de realidad virtual de Google sólo funciona en Android, dejando de lado iOS. Por lo que, de esta manera, se obliga a Apple a que saque sus propias gafas de realidad aumentada o virtual, cosa que ya tiene entre manos porque se espera que a final de año lance su “headset”.

5.- Precio

Con el nivel adquisitivo que tenemos en 2019 y teniendo en cuenta el IPC, se nos hace muy cuesta arriba la idea de compra unas gafas de realidad aumentada. Si vamos al mercado, vemos las Microsoft HoloLens y unas Epson que no funcionan del todo bien. Dándonos igual las prestaciones, como mínimo nos gastaremos 800€, si queremos unas gafas de realidad aumentada.

Lo bueno es que podemos hacer uso de smartphones o tablets para ello, pero para el sector profesional esto es insuficiente, debiendo de comprar gafas específicas para las aplicaciones que quieren llevar a cabo.

Contacto